Contamos con bienes de primera necesidad contribuyendo con las comunidades afectadas ante cualquier desastre natural; entre ellos tenemos colchones, frazadas, bienes de higiene personal como pasta dental, cepillos, toallas, etc.